Rio Branco

Poesía

“Dame tu mano voy a contarte ahora como he entrado en lo inexpresivo que siempre ha sido mi búsqueda ciega y secreta” Clarice Lispector

Autor

El mundo de los sentidos

Poesía

Tengo que contarte algo
quizás me cueste explicarlo, pero bueno,
es lo que tengo.
Tal vez sea poco, tal vez mucho,
a lo mejor lo suficiente.
Necesito que puedas entender
Que hay detrás de la realidad.

Es una línea muy fina, casi inasequible
que nos separa sutilmente de lo abstruso.
Ese límite en si es en un todo incomprensible
si lo vemos dentro de nuestra realidad.
Pero ésta no es la mejor forma para ver las cosas.
Allí está el secreto, y es lo que quiero que comprendas.

Debes darle lugar a tus otros sentidos
para poder entenderlo.
Comencemos.

Tu que vistes en cada madrugada
la figura entrañable de algún sueño
ahora piensa quizás que no eres dueño
solo parte tal vez de una jugada.

Que tu ingenio elabora sin que entiendas
el porqué de tal entrega obsecuente
tan solo una evasiva de tu mente
a una fútil realidad de leyendas.

Lo que ves en un sueño está escondido
a aquél mundo que palpas con tus manos
pues otro ha sido el punto perseguido

no visible quizás desde estos planos,
solo debes ver que has conseguido
al volver de cada sueño a estos llanos.

El mundo de los sueños es la puerta
a tus otros sentidos.
Debes aprender de ellos
porque en definitiva te llevan
a la otra realidad,
La verdadera.
Una tarde tuve un sueño,
Si, fue de tarde,
No necesariamente se suceden de noche.

En él despertaba, quizás de otro sueño,
recostado en un manto de hierbas
frescas, todas frescas.
Y el penetrante aroma de las flores
me quitaba de la escena.

De pronto un hombrecillo muy pequeño,
mitad duende, mitad producto de mi mente
se me acerca, me mira fijo y me dice
haciendo un ademán con su mano
y señalando a su alrededor:
¿Piensas que todo esto es real?
Sonríe, casi riendo.
Luego me mira y me regala
éstas décimas espinelas:

"Un buen día llegó un duende
que me hablaba y me decía
que la noche no es de día
eso es algo que se entiende.
Pero solo no trasciende
que la tarde se anochezca
y no hay nada que merezca
explicarse claramente
como esto, de repente
por más simple que parezca."


Yo sonreí ante su presencia
absolutamente sorprendido.
Entonces lo miré y le dije:
¿Eso es todo o tienes más?


"Préstame buena atención
por lo que voy a contarte
pues no podrás encontrarte
con esta revelación
aunque tengas la intención
de buscarla en otro lado
pues todo le fue entregado
a quien te lo está contando
mientras estaba soñando
muy lejos en el pasado."

"No es solo un juego de luces
entre la noche y el día
eso tan solo sería
algo que entonces deduces.
Pero si tu introduces
a ese juego el pensamiento
todo cambia en el momento
pues allí entra la razón
a integrar esta ecuación
y cambia el entendimiento."

"La noche y el día son
una cuestión casi interna
sobre una lucha eterna
qué le escapa a la razón.
Es algo así como un don
del infinito universo
que quizás se encuentra inmerso
en las notas de Creación
sin que medie explicación
ni al derecho ni al reverso."

"La luz y el día es sabido
se asocian a lo tangible
a todo lo conocible
desde los cinco sentidos.
Eso fue así concebido
y está claro ciertamente
y no caprichosamente
pues tiene una explicación
semejante conclusión
dictada por el consciente."

"La noche está reservada
para los otros sentidos
los que no son conocidos
pero hacen a la jugada.
Y con su simple estocada
casi tal revelación
en su mayor expresión
quebrando todo criterio
nos dejan ver su misterio
sin ninguna explicación."

"Los sueños son instrumentos
creados por nuestra mente
como medio concluyente
y ajenos al pensamiento
pues son cosas de un momento
que no pueden ser planeadas
tan solo interpretadas
de manera muy precisa
al despertar sin más prisa
de forma más acertada"

Los sueños son refugios de nuestra mente
donde se planean las cosas más extravagantes
pero asequibles a la realidad.
Son rincones donde ella ensaya algunas tretas
y que pone a prueba
nuestra capacidad de asombro.

Allí convergen los habitantes
del mundo de día,
y los de la noche.

Entre ambos se esfuerzan
en mostrarnos al mundo real
a su manera
a través de lo absurdo.

Reside en la capacidad
de nuestros otros sentidos
el saber interpretarlos.
La extravagancia de nuestros sueños
nos habla en su lenguaje
y solo aquellos sentidos
podrán interpretarla.

Percepción e intuición.
Y se desata la magia.


Entonces abro los ojos
no parece ser real
aquí hay algo que no entiendo
pero me dejo llevar.

Es el viento que me empuja,
y simplemente me atrapa
trato y no puedo evitarlo,
y así me dejo llevar.

Ahora todo es más claro
de pronto empiezo a elevarme
aquí me siento liviano
entonces me entrego a volar.

La magia de un simple sueño
no vive en su propia esencia
sino que está en tu consciencia
de la cual eres el dueño.
Tal vez te suene risueño,
pensar en él solamente
mas deja actuar a tu mente
si quieres interpretarlo
entrégate sin pensarlo
tan solo armoniosamente.

Entonces cierra tus ojos
préstame mucha atención
activa tu percepción
deja fluirla a su antojo
así abrirás el cerrojo
que te habilita ese mundo
el que vive en lo profundo
recóndito de tu mente
y podrás ver claramente
el misterio en un segundo.

Déjame contarte
como pude entrar al mundo de lo etéreo
persiguiendo al hálito del viento
bajo una melodía meliflua y atrapante
que con singular elocuencia
me llevó hacia lo inefable.

De un pensamiento lúcido y acendrado
que no admite ninguna interrupción
abstraído de su entorno por completo
al ver tendida sobre el suelo
el dulce cuerpo dormido de una rosa
que abre el camino a lo inimaginable.

Así percibo todo con sutil somnolencia.
Desde un aroma de almendros por la tarde
hasta el tenue petricor tras la tormenta.
En un vuelo rasante por los campos
que me trae en un ubérrimo despliegue
de frutos y perfume de grosellas.

Te lo cuento ahora
sin permiso siquiera de mi mente
tras haber regresado a lo terreno.
Aunque entre nosotros …
una vez que fuiste, nunca se vuelve.

Queda un dulzor extremo e infalible
que te incita a explorar constantemente
en un juego de fugaz luminiscencia
que te pide y pide más atención, y te lleva
hábilmente a su terreno.

Lo que te he contado por favor no lo pierdas
resguárdalo en tu mundo muy bien escondido
pues viene de un lugar quizás inasequible
donde reinan los sentidos.



También te interese otros contenidos de Rio Branco:

Prefacio
De ángeles y demonios : De ángeles y demonios
De ángeles y demonios : Un segundo
De ángeles y demonios : Infinito
De ángeles y demonios : Desde todo momento
De ángeles y demonios : Tu recuerdo en cuadernavía
De ángeles y demonios : Por detrás de las palabras
De ángeles y demonios : Espérame no corras
De las sensaciones : Égloga de los colmenares
De las sensaciones : Simplicidad
De las sensaciones : Clarice en cuadernavía
De las sensaciones : Al muerto en el mar de Urca
De las sensaciones : La higuera
De las sensaciones : La Navidad
De las sensaciones : La locura
De las sensaciones : Alegoría de un naufragio
De las sensaciones : La razón y el pensamiento
De las sensaciones : Praia de Leme
De las sensaciones : Un tinte de azul profundo
De las sensaciones : El chile picante
De las sensaciones : El anticuario
De las sensaciones : La leyenda de la flor de Amancay
De las sensaciones : Mi sombra
De las sensaciones : Los fantasmas
Rio Branco
Conclusión acerca de Río Branco

Comentar este contenido

Tu Nombre

Tu Comentario (Máx.140 caracteres)

Ingresa el siguiente código de seguridad