Rio Branco

Poesía

“Dame tu mano voy a contarte ahora como he entrado en lo inexpresivo que siempre ha sido mi búsqueda ciega y secreta” Clarice Lispector

Autor

De ángeles y demonios : Un segundo

Poesía

Un segundo, es el lapso suficiente
para entender al tiempo.
Todo lo que guarda e implica,
en ese simple instante.

Aguarda un segundo,
tengo más.

Es todo lo que nace,
o todo lo que muere,
el subir o bajar,
el dormir o despertarse.
El pensar en una idea
o sumirse en el silencio.

Si hablamos de tiempo
basta con un segundo para entenderlo.
Es más que suficiente,
una eternidad.

En un segundo te veo
vagando por mis sienes,
palpándote en mis labios,
durmiendo en mi regazo,
flotando entre las horas,
mirándome de a ratos.

Es la idea de ti que me mantiene
como aquel tallo sujeto a la planta
como la tarde a la siesta que encanta
bajo el estío que al sol entretiene.

Tan solo eso te pido, un segundo,
para admirarte cerrando mis ojos
pues no hay mirada que mire a su antojo
como ese manto de un negro profundo.

El verte así, tan sublime y tan fresca
pidiendo excusas a mi pensamiento
es la más pura expresión de un momento,

que no se puede explicar con palabras.
La idea que duerme algún sufrimiento,
me acerca tu aroma en manos del viento.



También te interese otros contenidos de Rio Branco:

Prefacio
De ángeles y demonios : De ángeles y demonios
De ángeles y demonios : Infinito
De ángeles y demonios : Desde todo momento
De ángeles y demonios : Tu recuerdo en cuadernavía
De ángeles y demonios : Por detrás de las palabras
De ángeles y demonios : Espérame no corras
El mundo de los sentidos
De las sensaciones : Égloga de los colmenares
De las sensaciones : Simplicidad
De las sensaciones : Clarice en cuadernavía
De las sensaciones : Al muerto en el mar de Urca
De las sensaciones : La higuera
De las sensaciones : La Navidad
De las sensaciones : La locura
De las sensaciones : Alegoría de un naufragio
De las sensaciones : La razón y el pensamiento
De las sensaciones : Praia de Leme
De las sensaciones : Un tinte de azul profundo
De las sensaciones : El chile picante
De las sensaciones : El anticuario
De las sensaciones : La leyenda de la flor de Amancay
De las sensaciones : Mi sombra
De las sensaciones : Los fantasmas
Rio Branco
Conclusión acerca de Río Branco

Comentar este contenido

Tu Nombre

Tu Comentario (Máx.140 caracteres)

Ingresa el siguiente código de seguridad